03 abril 2012



Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras y María Santísima de la Caridad y del Consuelo.
Salamanca


Las Inclemencias meteorológicas en Salamanca, no han impedido la primera Estación de Penitencia de Ntro. Padre Jesus Despojado de sus Vestiduras.
Por fin. Era lo que muchos salmantinos amantes de la Semana Santa debieron pensar cuando Jesús Despojado hizo su aparición por las puertas de la Iglesia de la Purísima. Cuatro años de espera, de participaciones en desfiles procesionales que no eran el suyo, y por fin la Hermandad pudo orgullecerse de su talla y tomar todo el protagonismo por méritos propios.

A falta de más de una hora para su salida, las inmediaciones de la Purísima ya estaban repletas de gente. Todo hacía presagiar que la tarde iba a ser completamente veraniega, hasta que una nube se posó encima del templo e hizo pensar en lo peor. Las gotas caían poco a poco, pero no había signos de que el desfile fuese a suspenderse. Y no fue así. Pasadas las 17:30h las puertas se abrieron dejando ver entre ellas la que para muchos es ya una de las tallas más bellas de la Semana Santa salmantina.

Entre el fervor y la emoción, el paso de Jesús Despojado caminaba ligero para evitar la lluvia. Aunque muchas de las cientos de personas que lo acompañaron por su recorrido sacaron sus paraguas, la lluvia dio un respiro y `el Despojado´ logró llegar a la Catedral antes de que la lluvia se intensificara.

Ya dentro del templo recorrió cada una de las capillas y saludó rigorosamente a la imagen de Nuestra Señora de la Piedad y a Nuestra Señora de la Soledad. También se realizó un rezo ante el Santísimo Sacramento. Una vez finalizado, el paso salió por la Puerta de Ramos para continuar su recorrido, esta vez más tranquilos después de que el cielo se despejara, aunque la temperatura bajara considerablemente.

La entrada a la Iglesia de la Purísima no fue menos emocionante. Al ritmo de la Banda de María Santísima de la Estrella de Carbajosa, Jesús Despojado fue bailado, aplaudido y piropeado por los cientos de salamantinos que le esperaban para despedirse de él hasta el año que viene.

Ntro. Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras es obra del cordobés Francisco Romero Zafra, quien ya esculpió en su día a su homónimo jienense. Es una talla a tamaño natural de 172 cm de altura y va cargado por 40 costaleros. Sí, porque si algo la distingue de otras imágenes de la Semana Santa Salmantina es que no va a hombros. Su cuerpo policromado está adornado por motas de sangre de cristal rojo y su corona de espinas está realizada con pinchos de acacias.

La Candelería que porto el paso de N. P. Jesús Despojado de sus Vestiduras, ha sido cedidas para esta Ocasión por la Hermandad de Nuestra Señora del Rosario (Barrio León) de Sevilla.





No hay comentarios:

Publicar un comentario